Servicios

Biopsias Guiadas por Ultrasonido

Todas las biopsias son realizadas usando como guía la imagen ultrasónica, permitiendo realizar biopsias de lesiones no palpables además de garantizar una toma de muestra correcta y en la propia lesión.

  • Punción por Aguja Fina PAAF

  • Punción con Aguja Gruesa (TruCut) BAG

  • Punción por Aspiración al Vacío BAV

Una vez confirmado el lugar de su procedimiento y su cita, es importante seguir estas  recomendaciones:

-Acuda con prendas cómodas, sueltas; su sostén (brasier)  debe quedar bien ajustado.

-Quizá tenga que quitarse toda la vestimenta, de preferencia no llevar joyas (aretes, collares, etc).

-Presentarse con el baño del día.

-No usar desodorante, talco, crema, perfume, etc., en pecho, axilas, hombros, cuello (ya que estos pueden dificultar la exploración y dar lugar a falsas imágenes).

-Axilas depiladas (preferentemente).

 

Es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento.

Previamente a procedimiento, se debe comunicar al doctor la medicación que se encuentra tomando o ALERGIAS. Su médico le podría aconsejar que deje de tomar aspirina, anticoagulantes, o ciertos suplementos, de tres a cinco días antes de su procedimiento para disminuir su riesgo de sangrado. Así mismo, es importante informar a su médico acerca de enfermedades recientes u otros problemas de salud.

 

Es muy importante llevar el día de su biopsia, todos los estudios mamarios previos (ultrasonido de mamas, mastografías, resonancia magnética de mama u otro examen previo relacionado con el padecimiento o bien estudios de importancia).

Los bultos o anormalidades en la mama generalmente se detectan por medio de un examen físico, mamografía, u otros estudios de diagnóstico por imágenes. Sin embargo, no siempre es posible detectar a través de dichos diagnósticos por imágenes si el crecimiento de los mismos es cancerígeno o benigno.

Una biopsia de mama se lleva a cabo para extraer algunas células de un área sospechosa de la mama y examinarlas bajo microscopio para determinar un diagnóstico. Esto se puede hacer quirúrgicamente o, más comúnmente, mediante un radiólogo utilizando un procedimiento menos invasivo que involucra una aguja hueca y la guía por imágenes. La biopsia de aguja guiada
por imágenes no está destinada a remover la lesión entera sino a obtener una pequeña muestra de la anormalidad para hacer más análisis.

La biopsia guiada por imágenes se realiza tomando una muestra de la anormalidad bajo algún tipo de guía por imágenes, tales como ultrasonido, RMN o mamografía.

En una biopsia de mama guiada por ultrasonido, se utiliza el diagnóstico de imágenes por ultrasonido para guiar a los instrumentos del radiólogo hacia el sitio del crecimiento anormal.

Una biopsia de mama guiada por ultrasonido se puede llevar a cabo cuando el estudio de ultrasonido en la mama muestra una anormalidad tal como:

*Una masa sólida sospechosa

*Una distorsión en la estructura del tejido mamario

*Un área de cambio anormal en el tejido

Hay momentos en que su médico podría decidir que el diagnóstico por imágenes de ultrasonido para la biopsia sea adecuado incluso para una masa que se puede palpar.

El diagnóstico guiado por ultrasonido se utiliza en cuatro procedimientos de biopsias:

*Aspiración por aguja fina (AAF) (FNA, según sus siglas en inglés), que utiliza una aguja muy pequeña para extraer fluidos o células del área anormal.

*Aguja de núcleo (CN, según sus siglas en inglés) que utiliza una aguja hueca gruesa para extraer una muestra de tejido mamario por inserción.

*Terapia asistida por vacío (VAD, según sus siglas en inglés) que utiliza un instrumento activado por vacío para recoger diversas muestras de tejido durante la inserción de una aguja.

*Localización con alambre, en la cual se ubica un alambre guía en el área sospechosa para ayudar al cirujano a localizar la lesión para someterla a biopsia quirúrgica. ( arpón pre quirúrgico).

Los exploradores de ultrasonido están compuestos por una computadora y un monitor unidos a un transductor. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que parece un micrófono. Algunos exámenes podrían utilizar diferentes tipos de transductores (con capacidades diferentes) durante un mismo examen. El transductor envía ondas sonoras de alta frecuencia inaudibles hacia adentro del cuerpo y luego capta los ecos de retorno. Los principios se asemejan al sonar utilizado por barcos y submarinos.

El médico aplica una pequeña cantidad de gel en el área bajo examinación y coloca allí el transductor. El gel permite que las ondas sonoras viajen de ida y vuelta entre el transductor y el área bajo examinación. La imagen por ultrasonido se puede ver inmediatamente en un monitor que se parece al monitor de una computadora. La computadora crea la imagen en base al volumen (amplitud), el tono (frecuencia) y el tiempo que le lleva a la señal de ultrasonido volver hacia el transductor. También toma en cuenta a través de qué tipo de estructura del cuerpo y/o tejido el sonido está viajando.

Se utilizará uno de cuatro instrumentos:

*Una aguja fina adherida a una jeringa, más pequeña que las agujas generalmente utilizadas para extraer sangre.

*Una aguja de núcleo, también llamada aguja automática, accionada por resorte, que consiste de una aguja interna conectada a una batea, o recipiente poco profundo, cubierta por una funda y adherida a un mecanismo accionado por resorte.

*Un dispositivo asistido por vacío (BAV), un instrumento activado por vacío que utiliza presión para extraer el tejido hacia la aguja.

*Un alambre guía delgado, que se utiliza para biopsias quirúrgicas.

Otros equipamientos estériles involucrados en este procedimiento incluyen jeringas, esponjas, fórceps, escalpelos y una copa de muestras o portaobjetos.

Los procedimientos guiados por imágenes mínimamente invasivos, tales como la biopsia de mama guiada por ultrasonido, por lo general se llevan a cabo por medio de un radiólogo especialmente capacitado. Las biopsias de mama generalmente se llevan a cabo en forma ambulatoria.

-Se recostará boca arriba en la mesa de examen o levemente de costado.

-Después de desinfectar la piel, el médico especializando en intervencionismo mamario localiza el área a señalizar mediante mamografía o ecografía,  con anestesia local podrá tener una pequeña molestia causada por la punción de la jeringa posteriormente se introduce hasta ella una aguja. Se le puede inyectará un anestésico local en la piel y más profundamente, dentro del seno para adormecerlo.

-Al presionar el transductor contra la mama, el radiólogo localizará la lesión.

-Se realizará una pequeña muesca en la piel en el sitio donde se inserta aguja para la biopsia.

-El radiólogo, mientras monitorea el sitio de la lesión mediante la sonda de ultrasonido, inserta la aguja y la hace avanzar directamente hasta adentro de la masa.

-Luego se extraen muestras de tejido por medio de uno de tres métodos:

*En una aspiración por aguja fina, una aguja de fino calibre y una jeringa extraen fluidos o agrupaciones de células.

* Mediante un dispositivo asistido por vacío (BAV), se utiliza presión al vacío para extraer el tejido de la mama a través de la              aguja hacia la cámara de muestreo. Sin retirar y reinsertar la aguja, la misma rota de posición y recoge muestras                                  adicionales. Por lo general, se extraen de ocho a 10 muestras aproximadamente de tejido circundante a la lesión.

Tras este muestreo, se retira la aguja.

En caso de llevarse a cabo una biopsia quirúrgica, se inserta un alambre en el área sospechosa como guía para el cirujano. Se puede ubicar un pequeño marcador en el sitio para que pueda ser localizado en el futuro de ser necesario.

Una vez finalizada la biopsia, se ejerce presión para detener cualquier sangrado y se cubre la incisión en la piel con un vendaje. No se necesitan suturas. Se puede realizar una mamografía para confirmar la correcta ubicación del marcador.

Este procedimiento por lo general se completa en un tiempo 40 a 60 minutos aproximadamente.

Permanecerá despierta durante la biopsia y debería experimentar pocas molestias. Muchas mujeres comunican que tienen poco o ningún dolor, y ninguna cicatriz en la mama posteriormente. Sin embargo, ciertas pacientes, incluyendo aquellas con tejido mamario denso, o anormalidades cerca de la pared del pecho o detrás del pezón, podrían ser más sensibles durante el procedimiento.

Al recibir el anestésico local para adormecer la piel, sentirá un leve pinchazo de la aguja seguido por una sensación moderada de escozor debida al anestésico local. Probablemente sentirá algo de presión cuando se inserte la aguja de la biopsia y durante la toma de muestra, pero esto es normal.

El área se adormecerá en unos pocos segundos. Debe permanecer muy quieta mientras se lleva a cabo la toma de imágenes y la biopsia.

A medida que se extraen muestras de tejido, puede escuchar clics o sonidos como zumbidos provenientes del instrumento de muestreo. Estos sonidos son normales.

En caso de experimentar hinchazón o hematomas tras la biopsia, se le puede ordenar tomar un analgésico (este será prescrito por el médico en Intervencionismo mamario) y utilizar una compresa fría. Es común la aparición temporal de hematomas.

En caso de experimentar hinchazón, sangradura, drenaje, enrojecimiento o calor excesivos en la mama, debe contactar a su médico.

En caso de que algún marcador se deje dentro de la mama para marcar la ubicación de la lesión sometida a biopsia, éste no causará dolor, desfiguración o daño. Los marcadores para biopsia son compatibles con la RMN y no hacen que se activen los detectores de metales.

-Se pondrá un apósito y se aconseja aplicar presión en la zona durante un periodo de alrededor de 60 minutos para que se reduzca el riesgo de sangrado y hematoma.

-Se debe mantener el apósito durante 24 horas como mínimo.

-En caso de haber aplicado vendaje en el sitio de la biopsia, debe dejarse hasta el día después de ésta.

-Déjese la cinta adhesiva en el sitio de la biopsia. Si no se caen en 3 días, puede quitársela.

-Puede ducharse 24 horas después de la biopsia. Quítese el vendaje antes de ducharse, pero deje la cinta adhesiva en su lugar. Permita que el agua de la ducha corra sobre el sitio de la biopsia. Séquelo dándose palmaditas suavemente con una toalla limpia. No es necesario que se coloque otro vendaje en el sitio de la biopsia después de ducharse, salvo que haya secreciones. Si las hay, colóquese un vendaje limpio sobre el sitio de la biopsia.

-Es posible que tenga hinchazón y moretones después de la biopsia de mama. Para esto, aplique una compresa de hielo en el sitio durante 10 a 15 minutos en las primeras 24 a 48 horas después del procedimiento, para ayudar a reducir la hinchazón. Los moretones y la inflamación (hinchazón) deberían desaparecer solos en aproximadamente una semana.

-Si tiene sangrado en el sitio de la biopsia, aplique presión firme con una gasa. Si la hemorragia es profunda o no se detiene, llame al médico.

-Use un sostén que le ajuste bien como soporte del sitio de la biopsia y para sentirse más cómoda. Deberá utilizar un sujetador (brasiere) bien ajustado durante dos días y dos noches después del procedimiento.

-Durante 3-5 días después de la biopsia:

*No levante nada que pese más  2.3 kilogramos.

*No haga ejercicio vigoroso, como correr o trotar.

*No se bañe en una tina, no nade ni sumerja el sitio de la biopsia en agua. Puede ducharse 24 horas después de la biopsia.

Los resultados de su biopsia estarán listos 3 a 6 días hábiles después del procedimiento.

Proceso:

Después de realizar la biopsia, la muestra se enviará al servicio de anatomía patológica, donde un especialista, el anatomopatólogo, la analizará con el microscopio para hacer un diagnóstico completo y confirmar si la lesión es o no un cáncer. Después escribirá un informe para el médico que te hizo la biopsia. Es importante tener paciencia después de la biopsia, ya que los resultados pueden tardar varios días. Después de recibir los resultados, tu médico te pedirá que acudas a su consulta para explicarte cuál es el siguiente paso. Si siente que va a necesitar apoyo ese día, puedes ir acompañada por una persona de tu confianza –un rostro amigo puede marcar una gran diferencia en el momento de recibir los resultados

Si el resultado es un cáncer, el médico oncólogo te planteará el tratamiento más adecuado para ti, te pedirá más pruebas para estudiar la extensión de la enfermedad y te proporcionará el apoyo que necesites a lo largo de todo el proceso de diagnóstico y tratamiento.

Marcaje pre quirúrgico Mamario con arpón guiado por ultrasonido o mastografía

El marcaje preoperatorio se lleva a cabo sobre lesiones no palpables (detectadas en mamografía, ecografía mamaria, resonancia magnética, etc), por lo que se recurren a métodos que permiten guiar a la aguja al sitio correcto de la lesión.

Un Arpón, Anclaje o Marcaje pre operatorio es la colocación de una guía metálica en la mama para obtener una muestra de tejido mediante cirugía.  Consiste en un fino alambre cuya punta termina en forma de anzuelo. Esta guía, es utilizada generalmente en lesiones no palpables o calcificaciones microscópicas, permite la localización intra operatoria del área a realizar biopsia.

La colocación del arpón puede realizarse mediante el uso de mamografía o bien ecografía. Debe ser realizado por un médico radiólogo con subespecialidad en Intervencionismo mamario. En algunos casos puede ser necesario la colocación de más de un arpón o requerir tanto de la ecografía y de la mamografía para asegurar que está situado en el área de interés.

El marcaje con guía ultrasonográfica o mastográfica, previo a la obtención de la biopsia, es uno de los procedimientos más utilizados para el diagnóstico de lesiones malignas o premalignas. Se realiza mediante punción, con agujas de calibre variable, aunque habitualmente no mayor de 3-5mm.

El marcaje pre operatorio suele ser un procedimiento tolerado por el paciente.

Una vez confirmado el lugar de su procedimiento y su cita deberá seguir las siguientes recomendaciones:

El Servicio de Cirugía se encarga de la realización de los trámites y estudios previos necesarios para el procedimiento quirúrgico. La paciente ingresa a primera hora de la mañana, debiendo permanecer en ayunas. Dependiendo de la hora asignada en quirófanos, será llevada previamente al Servicio de Radiología para la colocación del arpón.

Después de desinfectar la piel, el médico especializando en intervencionismo mamario localiza el área a señalizar mediante mamografía o ecografía e introduce hasta ella una aguja que en su interior contiene el arpón. En ese momento usted notará una pequeña molestia causada por la punción. Una vez colocada la aguja se libera el arpón y se sujeta a la piel con cinta puede ser de tela o plástico (Steri-Strip™, Tegaderm™). Todo el procedimiento suele durar entre 30 y 45 minutos.

Finalizado el procedimiento será traslada nuevamente a su habitación o bien directamente a quirófano.

-Acuda con prendas cómodas, de preferencia no llevar joyas (aretes, collares, etc).

-Presentarse con el baño del día

-No usar desodorante, talco, crema, perfume, etc., en pecho, axilas, hombros, cuello (ya que estos pueden dificultar la exploración y dar lugar a falsas imágenes).

-Axilas depiladas (preferentemente)

Previamente a procedimiento, se debe comunicar al doctor la medicación que se encuentra tomando o ALERGIAS. Su médico le podría aconsejar que deje de tomar aspirina, anticoagulantes, o ciertos suplementos, de tres a cinco días antes de su procedimiento para disminuir su riesgo de sangrado. Así mismo, es importante informar a su médico acerca de enfermedades recientes u otros problemas de salud.

Es muy importante llevar el día de su marcaje preoperatorio todos estudios mamarios previos (ultrasonido de mamas, mastografías, resonancia magnética de mama u otro examen previo relacionado con el padecimiento o bien estudios de importancia).

Los bultos o anormalidades en la mama generalmente se detectan por medio de un examen físico, mamografía, u otros estudios de diagnóstico por imágenes. Sin embargo, no siempre es posible detectar a través de dichos diagnósticos por imágenes si el crecimiento de los mismos es cancerígeno o benigno.
El estudio ultrasonográfico se utiliza rutinariamente como adjunto a la mastografía, pues ayuda en la distinción de las lesiones quísticas o sólidas, además de proporcionar datos importantes de la morfología, los bordes de la lesión, su estructura y relación con los tejidos adyacentes. También evalúa el tamaño de las lesiones y rastrea la región axilar, con la finalidad de apreciar alguna inclusión ganglionar. En comparación con la mastografía, el procedimiento con guía ultrasonográfica es más cómodo para la paciente, porque puede efectuarse en posición de decúbito y no es necesaria la compresión mamaria.

Algunas indicaciones:
*Lesiones de pequeño tamaño, no palpable, sospechosa de malignidad.
*Lesiones de pequeño tamaño, no palpable, sospechosa de malignidad, cuya visualización se dificulte por métodos convencionales (mamografía, ecografía).
*Lesión que requiera una correlación fiable entre diversas técnicas de imagen.
*Cualquier lesión biopsiada, sospechosa o no.
*Lesión que requiera terapia neoadyuvante (tratamiento como primer paso), si se plantea cirugía conservadora posterior.

  • Los exploradores de ultrasonido están compuestos por una computadora y un monitor unidos a un transductor. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que parece un micrófono. Algunos exámenes podrían utilizar diferentes tipos de transductores (con capacidades diferentes) durante un mismo examen. El transductor envía ondas sonoras de alta frecuencia inaudibles hacia adentro del cuerpo y luego capta los ecos de retorno. Los principios se asemejan al sonar utilizado por barcos y submarinos.El médico aplica una pequeña cantidad de gel en el área bajo examinación y coloca el transductor. El gel permite que las ondas sonoras viajen de ida y vuelta entre el transductor y el área bajo examinación. La imagen por ultrasonido se puede ver inmediatamente en un monitor que se parece al monitor de una computadora. La computadora crea la imagen en base al volumen (amplitud), el tono (frecuencia) y el tiempo que le lleva a la señal de ultrasonido volver hacia el transductor. También toma en cuenta a través de qué tipo de estructura del cuerpo y/o tejido el sonido está viajando.
  • En medicina, el ultrasonido se utiliza para detectar cambios en el aspecto y función de los órganos, tejidos, y vasos, o para detectar masas anormales como los tumores.
  • En un examen por ultrasonido, un transductor envía las ondas sonoras y recibe las ondas del eco. Cuando se presiona el transductor contra la piel, envía pequeños pulsos de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles hacia el interior del cuerpo. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos internos, fluidos y tejidos, el receptor sensible del transductor registra cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido.
  • Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, lo que a su vez crea una imagen en tiempo real en el monitor. Uno o más cuadros de las imágenes en movimiento típicamente se capturan como imágenes estáticas. También pueden grabar videos cortos.
  • En al área de procedimientos especiales, en habitación o en quirófano, se recostará boca arriba. Se utilizará una sonda de ultrasonido para visualizar la ubicación de la lesión, distorsión o cambio anormal del tejido. Después de desinfectar la piel, el médico especializado en intervencionismo mamario localiza el área a señalizar mediante mamografía o ecografía, se infiltra  anestesia local en la  lesión y con guía ultrasonográfica se incide con la aguja hasta localizarla (dentro de la lesión); se retira la aguja y se deja el arpón como guía.
  • Finalmente, se fija el arpón en la piel de la paciente con cinta adherente para evitar su extracción durante el traslado a la sala de quirófano.

 

  • Este procedimiento por lo general se completa en un tiempo 40 a 60 minutos aproximadamente.

Permanecerá despierta durante el marcaje pre-quirúrgico y debería experimentar pocas molestias. Muchas mujeres comunican que tienen poco o ningún dolor. Sin embargo, ciertas pacientes, incluyendo aquellas con tejido mamario denso, o anormalidades cerca de la pared del pecho o detrás del pezón, podrían ser más sensibles durante el procedimiento.

Al recibir el anestésico local para adormecer la piel, sentirá un leve pinchazo de la aguja seguido por una sensación moderada de escozor debida al anestésico local. Probablemente sentirá algo de presión cuando se inserte la aguja del marcaje y durante el procedimiento, pero esto es normal.

El área se adormecerá en unos pocos segundos.

Debe permanecer muy quieta mientras se lleva a cabo la toma de imágenes y la colocación del marcaje.

Forgot Password